Blockchain y activos digitales en el mundo real

La economía, el dinero y los distintos tipos de relaciones comerciales que día a día se presenten, sin lugar a duda terminarán impactando a todos, ya sea de forma directa o indirecta. Debido a esto, surge la importancia de conocer los distintos avances, aunque adentrarse en estos sea o no algo de nuestro interés particular. Uno de estos, es el auge de una de la manifestación del impacto de la tecnología en la economía: los criptoactivos, criptomonedas, Blockchain, etc. Ahora, para comenzar a hablar de este tema, es importante distinguir entre los distintos conceptos. A continuación explicaremos ciertas nociones básicas sobre este mundo, para así entender el impacto concreto que estos pueden tener en el sector legal.

 

La palabra base para entender esta nueva “revolución” es criptoactivos o activos digitales. Estos, en su definición más simple, son unidades de cuenta digitalmente transferibles, a las cuales se les asigna un valor determinado. Hay 3 tipos de criptoactivos: las criptomonedas (de las cuales hablaremos más adelante); los activos tokenizados que corresponden a fichas digitales que significan un crédito contra el emisor; y los NFT que corresponden a fichas digitales que representan bienes no fungibles (únicos en su especie). El activo digital más conocido hoy en día, son las criptomonedas. Estas, son consideradas una reserva de valor. Como dijo Jerome H. Powell, presidente de la banca central de Estados Unidos, Bitcoin puede ser considerado como una alternativa al oro. La función principal de las criptomonedas, tal como la del oro, no es utilizarla para pagar los distintos gastos del día a día, sino la de tener un activo.

 

Teniendo en cuenta lo anterior, podemos empezar a entender a blockchain como una tecnología. Se puede decir que el uso principal de esta es permitir la interacción o el intercambio de los activos digitales. Blockchain funciona como una partida de parqués. Hay una red de mineros que regula el seguimiento de las reglas prefijadas para las distintas transacciones que realizan quienes interactúan en las relaciones comerciales. Esto, sin intermediarios, tal como funciona en el juego de mesa. Por las explicaciones anteriores seguro se ha revelado un poco la relación con el sector legal. Sin embargo a continuación explicaremos dos aspectos en los que se puede ver el impacto directo de este tipo de activos.

 

En primer lugar, se pueden presentar dificultades en la regulación de este tipo de relaciones. Bitcoin no es una nueva construcción que ha hecho la banca sobre el dinero tradicional, sino que es más bien un salto histórico al pasado. El concepto del funcionamiento de las criptomonedas, se remonta a cuando se utilizaban bienes de referencia tales como la sal y el trigo para las relaciones comerciales. Bitcoin es un bien de referencia digital. De hecho, las dificultades en la regulación de Bitcoin se deben a esto.   Al ser este tipo de activos un bien de referencia, en el que a diferencia de la moneda convencional no se requiere de intermediarios (tales como los bancos), se han presentado dificultades en la regulación. En este tipo de relaciones, el consumidor final puede transferir el activo a otro directamente, es decir, la relación se da entre consumidores finales; y la normatividad actual se situaba -en su mayoría- en el intermediario.

 

Por otro lado, teniendo en cuenta el significado de los criptoactivos y que blockchain es la tecnología que facilita las interacciones entre estos sin necesidad de intermediarios, surge la importancia de hablar de los Smart Contracts. Estos, más allá de todos los mitos que dicen que serán los causantes del fin de los abogados, son en realidad herramientas utilizadas para automatizar la ejecución de cláusulas contractuales concernientes a los activos digitales dentro de una red. Más que desplazar a quienes trabajan en la profesión jurídica, este nuevo tipo de contratos impulsa a estudiar desde una nueva perspectiva, y de cara a los criptoactivos, las distintas relaciones contractuales.

 

Entender el mundo de los activos digitales será tarde o temprano como entender el funcionamiento de las entidades bancarias convencionales. Por ende, más allá de invertir o no en este tipo de bienes, es importante conocer sobre el tema e implementar un plan de cara al impacto que esto podrá tener en el futuro de la economía.

Artículos relacionados

6 Mitos del marketing legal

Como en todas las empresas, uno de los propósitos de las compañías enfocadas en...

Ver más

4 Consejos para mejorar tus entrevistas de trabajo

Uno de los pasos más importantes en el proceso de reclutamiento, es la...

Ver más

LETRA da inicio a uno de los acuerdos más importantes

Queremos contarte que empezamos el año dándole la bienvenida a una de las...

Ver más

Venta Compleja para abogados

La venta compleja es una venta de percepciones en la que se debe investigar el...

Ver más

Google para firmas de abogados

Para nadie es un secreto que el mercadeo legal hoy en día se realiza...

Ver más

LinkedIn: ¿Solo una red social?

Sin lugar a duda las redes sociales han impactado el mundo laboral, ya que son...

Ver más

La evolución del e-learning

El E-learning es un sistema de aprendizaje basado en la enseñanza formalizada...

Ver más

El Impacto del Covid-19 en el Sector Legal

Sin lugar a duda la pandemia del COVID-19 ha revolucionado muchos aspectos de...

Ver más

Cómo la innovación tecnológica impacta a las firmas de ...

Anteriormente se ha establecido el impacto del COVID-19 en el sector legal en...

Ver más